El amor en los tiempos de la gripe A.

noviembre 23, 2009 at 6:30 pm 2 comentarios

-¿Seguro que te llevas esta? Me pregunta el vendedor encuerado por decimoquinta vez.

– Seguro, es la que mejor me va.

– Mira que tengo la que tiene cremalleras en la boca a mitad de precio…bueno,tu te lo pierdes- y me sonríe picaronamente.

Yo salgo satisfecho con mi compra dentro de una bolsa de lona y me detengo a unos metros de la tienda a contemplara, escuché una vez que las máscaras antigas habían sido diseñadas en la primera guerra mundial con el efecto de provocar miedo entre los enemigos, y esta no es una excepción.

Empiezo a avanzar hasta doblar la esquina porque el dependiente encuerado me sigue mirando apoyado en el marco de la puerta, podría haber ido a una tienda de artículos militares, pero esto me parecía más divertido y más responsable, aunque he pasado un poco de apuro haciendo que el chico encuerado me descolgara con un gancho diferentes tipos de máscara.

El propósito de comprar una máscara ha sido el poder ver a mi novia con total tranquilidad, cuando me llamó esta mañana diciéndome que iba a estar en cuarentena una semana, casi muero de angustia por no poder ver a mi pastelito de crema, ya que no puedo pasar más de dos días sin verla, entonces he recordado la tienda en Chueca que veo todas las mañanas cuando voy camino de la oficina, esa que parece que en el sótano en vez de almacén tiene un potro de tortura y un cepo.

He quedado en ir a a mi novia esta tarde, la he dicho que tengo una sorpresa, ella me ha dicho que estoy loco, yo la he dicho que no se preocupe. Tiene miedo de que me pase algo, aunque la he tranquilizado diciéndola que tenía una mascarilla y que no me iba a pasar nada.

Una mascarilla de papel se me antoja insuficiente contra unos gérmenes tan malvados como los de la gripe A, no tiene comparación con una buena máscara con un robusto diseño en cuero negro, reforzado con tachuelas metálicas y dos filtros de carbono para purificar el aire.

Decido ponerme la máscara en su ascensor (en parte me hacía gracia andar por la calle con ella, pero el sentimiento de vergüenza me ha vencido), y me ajusto las correas. Me siento poderoso, tanto como para meterme en el reactor de todas las centrales nucleares rusas y después subir a todos los ascensores de Madrid, con esto es imposible oler ninguna emanación de gases.

Según llamo al timbre veo a mi novia con el pijama de felpa y con un pañuelo de papel en la mano intentando coger al gato para que no se escape al descansillo, tiene la mala costumbre de no mirar por la mirilla y el impacto visual de la máscara hace que se desmaye cayendo en redondo al suelo teniendo la suerte de no golpearse en la nuca con el paragüero de porcelana con cines grabados.

Mientras la estoy abanicando de cuclillas con las cartas del banco y llamándola a gritos (que suenan ahogados con este cacharro) el gato se me lanza encima y empieza a arañarme furiosamente.

El próximo día también compro una fusta, hay que se precavido.

Anuncios

Entry filed under: Sólo palabras. Tags: .

Nápoles, la sombra de la Camorra El amor es peligroso, mantente a salvo.

2 comentarios Add your own

  • 1. Hada Gris  |  noviembre 24, 2009 en 1:38 pm

    Qué bonito inspirarse en tu ex novia. La novia de otro.

    Ja, ja, ja.

  • 2. Sr.Poppi Fresco  |  noviembre 24, 2009 en 3:58 pm

    Son meras coincidencias que la novia del protagonista y la novia de otro tengan ahora la gripe A 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Entradas recientes

Feeds

OnePlusYou Quizzes and Widgets
Created by OnePlusYou
noviembre 2009
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

A %d blogueros les gusta esto: