Archive for febrero, 2010

Lecturas 2010: La Carretera de Cormac McCarthy

Acabo de terminar la novela, y aprovechando esta noche de insomnio y dolores musculares me arranco a escribir la correspondiente (y casi obligada reseña).

Habitualmente me gusta antes de escribir sobre algo dejar que pase un tiempo, para digerirlo y también apreciar esa digestión, hay películas o libros que pasan sin más: puede que te hayan proporcionado un magnífico entretenimiento pero no consiguen haber trascendido a otro plano además del inmediato.

Con las novelas me suele pasar que tengo ansia de terminarlas, casi como si fueran un rompecabezas que te esmeras por ver acabado, mientras las leo pienso muchas veces en ese mundo que el escritor ha creado (en parte por la necesidad de evasión de la que voy a hablar más adelante) en cambio las películas suelo tomármelo con más calma (aunque pienso que lo ideal es hacerlo al revés de como yo lo hago).

Desde luego cabe preguntarse: ¿Qué buscas en una novela? Por mi parte lo primero que busco es este entretenimiento, establecer un cierto grado de evasión (mucha gente puede evadirse leyendo a Dan Brown pero yo no, lo segundo quizá sea el aprender cosas nuevas (esto suele ser fácil, se supone que la premisa de escribir un libro es tener algo interesante que contar), en tercer lugar que me descubra cosas de mí mismo (esta es más complicada y sobretodo se establece en la empatía con los personajes y en las situaciones “límite” que pueden vivir).

Desde luego debe existir una armonía en todos los factores para que el conjunto no se caiga por su propio peso.

Tenemos un futuro apocalíptico, la vida animal parece haberse extinguido y lo único que queda en la tierra es un puñado de hombres (algunos de ellos caníbales).

En este mundo tenemos a un padre y su hijo haciendo un viaje hacia el sur, no sabemos exactamente cuándo empezó el viaje, ni exactamente el objetivo del mismo.

El sur es la tierra prometida, una motivación para seguir andando, un objetivo para no desfallecer (como ya lo hicieron otros) aunque el principal motivo parezca ser huir del frío invierno que congela el norte.

Es difícil levantar la cabeza del libro , el mundo parece que va a seguir vivo aun cuando lo cerremos, y no podemos evitar devorar una página tras otra pensando en la lucha por la supervivencia a la que se enfrentarán los protagonistas.

Me han hecho bastante gracia las influencias del mundo Mad Max 2 como los caníbales con su camión y sus máscaras de cuero.

Sin más recomiendo la lectura, y dejo el trailer de la adaptación de la novela al cine dirigida por Jhon Hillcoat y que estrenan se estrenó este viernes en España:

Anuncios

febrero 12, 2010 at 4:12 am 3 comentarios

Lecturas 2010: Plataforma de Michel Houllebecq

Un día, a los doce años, subí a lo alto de un pilón eléctrico, en las montañas. Mientras subía, no miré abajo ni una sola vez. Al llegar arriba, a la plataforma, bajar me parecía complicado y peligroso. Las cadenas montañosas se extendían hasta donde llegaba la vista, coronadas de nieves eternas. Habría sido mucho más sencillo quedarse allí, o saltar. Me retuvo, in extremis, la idea de estrellarme; pero si no, creo que habría disfrutado eternamente del vuelo.
Plataforma, Michel Houllebecq

Michel, funcionario, francés de mediana edad, atrapado en una vida sin ambiciones ni motivaciones de una vida cómoda deja transcurrir lentamente el paso del tiempo, dejándose atrapar ocasionalmente por los placeres sexuales de pago.

En sus vacaciones conoce a Valérie, una mujer diez años más joven que él, empresaria turística y que le aporta una felicidad que nunca hubiera imaginado. Juntos crean un sitema de colonias sexuales, en los que el sexo se practique libremente, la prostitución sea legal y los placeres estén en vente y al alcance de la clase media.

Este es el punto de partida y la parte predominante en dos de los tres capítulos del libro. Por un lado nos está vendiendo una sociedad occidental en plena decadencia, sin valores, sin futuro, casi sin refugios, la única alternativa son los placeres terrenales y la sencillez de vida que se puede encontrar el las paradisiacas costas del continente asiático.

Sexo, sexo y sexo de pago.

Por otro lado el punto de vista de una empresa que modifica sus establecimientos para permitir que las prostituas campen libremente por los locales, con el beneficio de los empresarios que recibien una mayor afluencia de público, todo ello enfrentado a una sociedad occidental aún moralista y a otros pueblos con una moral mucho menos laxa que la nuestra.

Como novela nihilista la veo floja, el personaje principal a veces tiene unos arrebatos “lúcidos” como el texto con el comenzaba la entrada pero en el resto de la novela tampoco nos aporta nada especial.

La novela habla mucho de las relaciones humanas, de la forma en la que nos relacionamos, creo que las simplifica en exceso y que todo gira entorno al sexo.

Luego creo que peca de ser demasiado utópica con el orientalismo. En genera es entretenida, con alguna parte interesante, se lee bastante rápido pero no deja ninguna huella perdurable.

Cada vez tengo menos fé en la lista de 1001 libros que hay que leer antes de morir

febrero 5, 2010 at 3:02 pm 3 comentarios


Entradas recientes

Feeds

OnePlusYou Quizzes and Widgets
Created by OnePlusYou
febrero 2010
L M X J V S D
« Ene   Mar »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728