El club de los pies negros

julio 30, 2010 at 10:35 pm Deja un comentario

A veces te pasan unas cosas tan raras que cuesta mucho explicarlas.

Perdí las llaves de casa cuando volé a Madrid hace dos semanas, a los pocos días llamé por teléfono a Aena para preguntar por mis llaves, buscando el número en las páginas amarillas me encuentro con el currículum doblado de un compañero de trabajo (y que tanto mi compañera como yo sólo conocíamos de vista), mi compañera de piso le preguntó y no tiene ni idea de como pudo llegar hasta nuestras páginas amarillas.

Además del currículo estaba el fabuloso poema de los pies descalzos que voy a escribir literalmente más adelante:

Siempre he tenido compasión

ante un pie descalzo.

Su desnudez, su vulnerabilidad

despiertan el instinto

protector propio de una madre.

Desnudos y despojados de

ornamento muestran la

realidd de un ser que

tiene toda una adversidad

terrena.

Siempre he sentido compasión

por un pie descalzo.


Elogiar la métrica en los comentarios es obligatorio.

Anuncios

Entry filed under: Arde París, Cosas que me pasaron..

Señales de vida La casa de Bernarda Alba de Federico Lorca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Entradas recientes

Feeds

OnePlusYou Quizzes and Widgets
Created by OnePlusYou
julio 2010
L M X J V S D
« Jun   Ago »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

A %d blogueros les gusta esto: